10 consejos indispensables para pintarte las uñas

10 consejos indispensables para pintarte las uñas

Hay algunas cosas que debes saber sobre el cuidado de tus uñas. Nos hemos basado en las enseñanzas de Simcha Whitehill, una artista de uñas afincada en Nueva York, que gobierna el panorama del nail art actual. Allá va:

  1. No necesitas más de tres pinceladas. "Lo bueno si breve, dos veces bueno", reza el refrán, y es que no es necesario embadurnar las uñas de esmalte para que queden bien. Una vez hayas mojado el pincel en el frasco, tan sólo sitúa el pincel en la base de la uña y deslízalo de arriba hacia abajo, para luego repetir la misma operación en el flanco izquierdo y el derecho. No te compliques más allá de estas tres pinceladas, ¡no hace falta ser una Picasso! 
  2.  Jamás, repito, jamás dejes de usar una capa base. Dirás que lleva mucho tiempo, pero tú y yo sabemos que de esta manera, la pintura tiene una base sobre la que adherirse y, por tanto, dura más. Además evitarás esas anti estéticas manchas.
  3. Usa un pincel de pintalabios para limpiar los bordes. ¿Quién no se ha salido de los bordes mientras coloreaba un dibujo? No te agobies, puedes corregirlo mojando un pincel de pintalabios en un poco de quitaesmalte y listo.
  4. Cómo elegir el blanco correcto. El color de uñas blanco está de moda, sí, pero no uses uno cualquiera. Vas a necesitar un esmalte bien espeso y cremoso, así que para asegurarte, puedes mojar el pincel y aplicarlo a la parte superior del frasco. Muy fácil: si es transparente no tiene suficiente pigmentación. ¡Next!
  5. Olvídate del esmalte de secado rápido. No queremos que se nos deshidraten las uñas, ¿no?
  6. Moja tus uñas con agua fría tras el pintado. Si quieres secarlas más rápidamente, esto es algo que puedes hacer sin peligro de deshidratarlas.
  7. Aplica capas de esmalte muy finas. En serio, es mejor darle tres capas muy delgaditas que una o dos gruesas (si es que quieres que se sequen, claro).
  8. Guarda tus esmaltes en el refrigerador. Entre las frutas y los zumos encontrarás el lugar ideal para que el preparado no pierda sus propiedades y así lo puedas usar de manera efectiva durante más tiempo. ¡Magia!
  9. Aleja tus uñas del agua caliente. Esmalte y agua caliente son enemigos naturales, ya que el agua caliente expande el lecho ungueal (que es la fina piel que recubre la uña), de manera que ésta forzará al esmalte a expanderse consigo. Esta es la razón por la que el esmalte se rompe tras lavar los platos o darse una ducha.
  10. Usa algodón para quitarte el esmalte. El esmalte es muy puñetero y tratará de aferrarse a tu uña a toda costa. La idea es que empapes un poco de acetona en bolitas de algodón y las dejes "reposar" unos pocos minutos sobre las uñas.A continuación, aplica un poco de presión y el esmalte se deslizará.





Espero que estos consejos te hayan sido útiles, así que ¡manos a la obra! Para mayor comodidad pintando uñas, te proponemos nuestros carritos, especialmente diseñados para facilitar esta tarea.

Deja una respuesta

*
**No publicado
*URL con http://
*